“Sociedad anestesiada”. José Antonio Constenla

26 Febreiro 2024


Bienaventurado el que tiene una oportunidad y la aprovecha, es lo que debió
pensar Juan Carlos Unzué, ex guardameta de Osasuna, Barça, Tenerife y
Sevilla, cuando en una jornada organizada en el Congreso de los Diputados
sobre la ELA (enfermedad que le diagnosticaron en 2019), afirmó: “Lo primero
que querría es saber cuántos diputados o diputadas hay en la sala, ¿podéis
levantar las manos?”. “Creo que he contado cinco. Me imagino que el resto
tendrá algo muy importante que hacer”.
Junto a una decena de compañeros se habían desplazado al Congreso para
tratar de aleccionar a quienes han de participar en la redacción de una ley que
les ayude y facilite la vida, y se encontraron con un auditorio penosamente
escaso.
La llamada de atención de Unzúe tendría que ser un verdadero aldabonazo en
la conciencia de la sociedad, pero esta parece dormida y anestesiada, y gasta
más tiempo en un tuit o en un like, que en preguntarse en qué país quiere vivir,
cómo construirlo o qué exigir a sus gobernantes. Pierden de vista y la
oportunidad de evitar que se materialice aquello que decía Groucho Marx de
que “la política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un
diagnóstico falso, y aplicar después los remedios equivocados”.
Indigna especialmente el silencio del Gobierno, más preocupado de amnistías,
negociar transferencias, denunciar a Israel por su campaña en Gaza, trabajar
por el bienestar animal, o desguazar los museos para calmar malas
conciencias colonialistas, que de auxiliar a sus ciudadanos más frágiles.
Sólo así se explica la falta de prisa para tramitar una ley que ayude a las
personas que sufren esta enfermedad. Da igual las muchas ganas que tengan
por seguir viviendo, el coste económico es motivo más que suficiente para que
el Estado convierta su vida en una carrera de obstáculos difíciles de superar.
El país del bienestar, del progreso, de la ley de dependencia, de los fondos
NextGeneration, de la convivencia, de tantas palabras, tantas veces tan
grandilocuentes como huecas, sólo parece ofrecer como alternativa a los
enfermos de ELA la muerte, porque no quiere darles una vida digna. Les vuelve
la espalda para no ver el deterioro, la necesidad y la enfermedad que, al fin y a
la postre, cada uno de nosotros tendremos que vivir en mayor o menor medida
como seres humanos que somos.
Tal vez es que este gobierno, quiere que se consolide la idea presente en la
Ley de Eutanasia, de que la dignidad de la persona es algo subjetivo, y no
todas las vidas, ni en todo momento, son igual de dignas. Y aunque esto sea
una animalada, es comprensible en una sociedad que ha permitido, con el
aplauso de los políticos y la bendición de la masa, la aprobación de esa ley.
Tristemente hemos olvidado aquello que escribía Thomas Hobbes en su obra
Leviatan, “cuando los hombres construyen sobre falsos cimientos, cuanto más
construyan, mayor será la ruina”.
Situaciones como las que ha denunciado Unzúe, están en el origen de la
negativa percepción social de la política. Una amplia capa de la población tiene
la convicción de que existe una superestructura, sobre todo en la esfera
nacional, pero también en la regional y en la local, desconectada de la realidad.
Unzué puso el dedo en la llaga. La política tiene que reconectarse con la
ciudadanía para ser útil. Si no, la gente mirará para otro lado.

Outros artigos

“Plácido Vila”. Xulio Xiz

Vivo na Milagrosa, onde hai tempo entrar no recinto murado era “ir a Lugo”, e agora – integrados mesmo nominalmente – o que antes parecía distante, a paso setentón faise en vinte minutos, e trinta se temos a ousadía de levar o coche. O centro de saúde da rúa...

+

“Ser joven en España”. José Castro López

La mayoría de las sentencias judiciales pasan desapercibidas. Otras, sin embargo, sonmuy llamativas porque el veredicto recae sobre aspectos muy sensibles de la vida socialo familiar. Como ha ocurrido en Italia.Hace unos meses un tribunal obligó a dos hombres de 40 y...

+

“La palabra y el libro”. Alberto Barciela

La palabra es la mayor intuición de los humanos, y su mayor logro colectivo. Con ellas, con su cúmulo, los racionales nos distinguimos, construimos mundos, los narramos, elaboramos cosmos propios y extraños; adquirimos universos reales y proyectamos otros imaginarios....

+

Publicidade

Revista en papel

Opinión

“25 de abril”. Manuel Dominguez

“25 de abril”. Manuel Dominguez

Este 25 abril 2024 cumple 50 años, medio siglo de historia, de aquella revolución de los claveles que trajo la democracia a Portugal. Fue la primera vez en la historia que los militares entregan el poder al pueblo y no se quedan en el cómodo sofá de la dictadura, como...

“Nuevo gobierno y muchos retos”. José Antonio Constenla

“Nuevo gobierno y muchos retos”. José Antonio Constenla

“Palabras, palabras, palabras”, decía Hamlet. “Gestos, gestos, gestos”, dicenahora analistas y politólogos. La política es palabra, es negociación, esdiscurso, es arte, y en este arte son fundamentales los gestos. Estos alberganuna intención política, crean un relato...