25 Xullo: Intervención do presidente da Xunta de Galicia no acto de entrega da Medalla de Ouro de Galicia 2021

Feijóo agradece ao persoal de vacinación, Medalla de Ouro de Galicia, a súa axuda para “ver a luz ao final do túnel”

Majestad.
Presidente del Gobierno de España.
Alcalde de Santiago.
Conselleiras y conselleiros.
Autoridades presentes.
Homenajeados.
Señoras y señores.


Hay ocasiones en las que las palabras pueden parecer superfluas y este es un caso claro.

Cuando los hechos que reconocemos son tan elocuentes no necesitan enmarcarlos, cualquier elogio se queda corto.

En este Día de Galicia, homenajeamos comportamientos que cualquier gallego vacunado puede testimoniar. A día de hoy el 68% de los gallegos ya tienen la doble dosis de la vacuna, el 76% cuenta ya con una dosis, y el 95% de los mayores de 40 años están completamente inmunizados.

Cada uno de esos gallegos que ha recibido la vacuna podría subir a este escenario a manifestar su admiración por esos otros gallegos que los rescataron de la amenaza que nos ha asolado en los últimos meses y que aún no ha acabado.

Cada uno de ellos puede presentar su certificado de vacunación y al tiempo certificar el orgullo de contar con profesionales eficaces, capacitados y competentes. Y dotados de una inmensa humanidad.

Porque en crisis como la que desgraciadamente aún vivimos, la cercanía humana es imprescindible. Entre los estragos provocados por la Covid19 está una sensación de desamparo ante lo desconocido que solo es posible paliar con un gesto, una frase o una mirada amable que diga: no estás solo, estamos a tu lado.

El pasado año reconocimos con la Medalla de Galicia a los profesionales de la sanidad pública, tanto a los 35 profesionales del comité clínico que cada semana en los últimos 17 meses se viene reuniendo, como a los implicados en la atención a los pacientes Covid19, que también supieron aplicar el antídoto de la proximidad ante un mal que nos obligó a confinarnos, a aislarnos, a separarnos.

Que nos robó besos y abrazos y que nos obligó incluso a no poder despedir como quisiéramos a los que más queríamos. Jamás olvidaremos a las decenas de miles de españoles y a los casi 2.500 gallegos que hemos perdido para siempre.

Tanto los profesionales reconocidos el pasado año como los homenajeados en esta edición han sabido estar, y lo siguen estando, al lado de los gallegos y por lo tanto al lado de Galicia.

La presencia aquí hoy de su Majestad y del presidente del Gobierno refleja la relevancia de este reconocimiento, el más alto que otorga Galicia. Más que nunca, sobran las palabras, porque la actuación que hoy reconocemos va a quedar para siempre grabada en la memoria colectiva de todos los gallegos.

En el ya largo historial de las Medallas de Galicia han sido premiadas personalidades y grupos de todos los ámbitos, todos ellos ejemplos para la sociedad. Gallegos ilustres que seguro estarían orgullosos de la labor de los reconocidos hoy.

Imposible no acordarse, especialmente en fechas como las que vivimos, de las víctimas del accidente del Alvia, una tragedia que no olvidamos y ante la que también contamos con el cariño y el apoyo, en su momento, de la Casa Real.

El catálogo de gallegos ilustres agasajados con este galardón es la prueba de que no hay ámbito en el que no brille un hijo o una hija de Galicia.

Si el pasado año agradecíamos el trabajo de los que nos cuidaron cuando más lo necesitábamos, este año lo hacemos con los que con su trabajo han contribuido decisivamente a que empecemos a ver la luz al final de un túnel largo que se prolonga ya por muchos meses y que se ha llevado ya muchas vidas.

Yolanda Moares Castiñeiras, enfermera, siempre guardará el orgullo de formar parte del equipo que atendió a la primera vacunada de Galicia, la primera de toda España en recibir la pauta completa. Nieves, a la que hoy también agradezco que nos acompañe en este acto.

El papel de celadores como María Eugenia Cortizas Rivas fue esencial en el control del acceso a los recintos, la recepción de los citados y la ayuda a las personas con minusvalías.

María de los Angeles López Goyanes forma parte del personal auxiliar de enfermería; los monfortinos conocen su disposición permanente a ayudar.

Profesionales administrativos del área de Vigo como María Asunción Pernas Iglesias hacen posible que la maquinaria previa a la vacunación funcione correctamente.

Quienes acudieron a las instalaciones de Expocoruña saben que médicos como Félix Andrés Fernández Lareu son los artífices de que la vacunación se realizase sin problemas.

En Expo Ourense estuvo Alberto Otero Rivas, encargándose del mantenimiento del local. Trabajadores como él en la Cidade da Cultura, en el IFEVI de Vigo, en el Pazo de Deportes de Pontevedra, en Fexdega y en recintos parecidos, ayudaron en la adaptación de espacios que tenían cometidos muy distintos a los sanitarios.

El esfuerzo de Jacobo Campos Alonso en el área sanitaria de Pontevedra y Salnés nos recuerda que no podemos olvidar a los voluntarios de Protección Civil.

Raquel Zubizarreta Alberdi, subdirectora xeral de información sobre saúde e epidemioloxía, fue la encargada de coordinar las reuniones técnicas con los órganos del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, y de liderar los procesos de actualización del Plan Galego de Vacinación.

Las citaciones masivas mediante SMS, el sistema de emisión de códigos QR para la identificación en los recintos de vacunación y la emisión de los certificados de vacunación fueron coordinados por el informático Luis Ricardo López Pérez.

Con la puesta en marcha del programa de vacunación, Martín Cribeiro González asumió toda la coordinación logística.

En la organización y supervisión de la enfermería de la Central del 061 estuvo Óscar Estraviz Paz.

Y por supuesto también aquellos que contribuyeron a garantizar la seguridad y el orden en todo el proceso, que también se encuentran hoy aquí representados.

Patricia Dolores Fernández Montaña de la Policía Nacional. Ignacio García Vázquez de la Policía Autonómica. Héctor Teixeira Corbillón, de la Guardia Civil, concretamente del destacamento de Tráfico. Y Patricia Vieites Lemos, de la Policía Local, en este caso de Santiago.


Quisiera poder citar a todos, porque los que hoy están aquí no son sino una pequeña muestra de un dispositivo modélico en el que han participado muchos, más de 500 enfermeras y enfermeros. Porque el proceso de vacunación ha sido un logro colectivo, ejemplo de lo que somos capaces si trabajamos unidos.

La Galicia que hoy homenajea a estos hombres y mujeres que ayudan a paliar la incertidumbre producida por la pandemia, también los inspira.

Galicia é unha identidade fraternal. Galicia cohesiona aos seus fillos. Galicia permite ser vivida sen menoscabo da pluralidade. Galicia é de todos os galegos e todos os galegos son Galicia. É a nosa forma de entender o que somos, herdada de nosos maiores e que na España, na Europa e no Mundo de hoxe representa unha excelente brúxula.

Somos un pobo antigo que medrou sumando. De cada cultura que aquí se ten asentado sacamos proveito para obter un conxunto que é a Galicia dos nosos días.

Á súa vez Galicia forma parte da síntese que é España, o espazo onde nos damos a man con pobos irmáns, o marco democrático que nos protexe e garante o noso autogoberno baixo a Monarquía parlamentaria.

Maxestade, toda Galicia agradece o seu labor como xefe do Estado, á fronte dunha institución lexitimada na carta de dereitos e liberdades, a Constitución. Manifestamos ademais a nosa absoluta defensa dese texto que nos une e que ao tempo garante o noso autogoberno.

Neste 2021 en que celebramos os 40 anos do noso Estatuto de Autonomía, ese marco institucional que nos proporcionou estabilidade e prosperidade durante catro décadas, quero facer tamén unha reivindicación dese período que cambiou a nosa historia para mellor.

O que hoxe somos é froito dunha política construtiva practicada por políticos construtivos na que debemos mirarnos e da que debemos tomar exemplo.

Incluso nos momentos azarosos que vivimos, os galegos podemos estar reconfortados por vivir nun país como Galicia, nunha nación como España e nunha comunidade como a Unión Europea.

Apostamos decididamente pola cooperación, a corresponsabilidade e a lealdade institucional, porque fronte aqueles que practican a exclusión, cremos firmemente na concordia, no diálogo e na inclusión, dende o cerne mesmo do noso carácter.

O Camiño de Santiago non é senón que o reflexo dese desexo por acumular formas de ser e de pensar diversas. Santiago de Compostela e Galicia, que hoxe nos acollen, son ao tempo final do Camiño e comezo e orixe dun proxecto común europeo.

As rutas que conducen a Compostela son unha alegoría de pobos que queren encontrarse camiñando cara a obxectivos comúns. Un desexo que perdura xa por máis de 1.000 anos e que persiste por moito que o camiño e a historia teñan treitos cheos de dificultades.

E a boa fe que nos últimos tempos os obstáculos teñen sido grandes, pero unha vez máis Galicia e a súa xente está a demostrar que é capaz de superar as adversidades e poñerse en pé, orgullosa.

Gracias al dispositivo de vacunación, que hoy reconocemos, afrontamos el final de esta pesadilla.

Esperamos disponer de las dosis necesarias para finalizar y completar cuanto antes la inmunización de toda la población, porque si algo se ha demostrado eficaz contra el virus han sido las vacunas.

Y estamos seguros de que después de este período oscuro vendrá un futuro luminoso, como este Campo de Estrellas que acoge a todos los peregrinos y que empieza ya a recuperar su pulso en un Año Xacobeo bienal y extraordinario.

Hace unos momentos hemos mantenido la reunión del Real Patronato de Santiago, presidido por su Majestad y con el presidente del Gobierno y miembros del Gobierno. Quiero agradecer el gesto, el contenido y alcance de la estrategia para el período 2021-2031 con una fortísima inversión comprometida. Sin duda, es un buen ejemplo de cooperación entre instituciones y de altura de miras. Unidos todos por esta ciudad y por una serie de proyectos estratégicos que deben arrancar este mismo año.

Un año en el que también esperamos ver por fin el AVE entrando en Galicia y en el que queremos poner los cimientos de los ambiciosos proyectos de reactivación de nuestra economía, con el impulso de los fondos europeos Next Generation.

Presidente, esperamos que tu presencia hoy aquí suponga un respaldo a todos estos grandes retos que tenemos por delante, en los que necesitamos de la cooperación y el apoyo de todos para que sean un éxito.

Majestad, agradecemos su presencia hoy aquí para reconocer la labor de los participantes del proceso de vacunación y para apoyar el Año Santo, siendo como es usted nuestro embajador vitalicio del Camino de Santiago.

Estamos preparados para superar definitivamente esta pandemia y celebrar la gran fiesta de Galicia.

Queremos que el Xacobeo 21-22 sea el mejor de nuestra historia y para ello queremos contar con todos ustedes.

Como pueblo acogedor y agradecido que somos, los gallegos les recibirán a todos con los brazos abiertos.

Mesmo o noso himno define a Galicia como un fogar, e como tal nel serán todos benvidos.

Grazas por acompañarnos no noso día.

Moitas grazas por formar parte de nós eternamente.

O titular do Goberno galego, Alberto Núñez Feijóo, e o presidente do Goberno de España, Pedro Sánchez, acompaña a S.M. O Rei Felipe VI no acto de imposición da Medalla de Ouro de Galicia 2021. No Museo Centro Gaiás, 25/07/21.