“La tregua de Semana Santa”. José Castro López

03 Abril 2024


El Diccionario de la RAE define la voz “tregua” como “suspensión de hostilidades por
determinado tiempo entre los enemigos” y esa interrupción de hostilidades es lo que
ocurrió durante la Semana Santa, sobre todo en el largo puente festivo cuando los
políticos cerraron sus agendas y desaparecieron las trifulcas que llegaron a cotas
inaceptables en lo que va de legislatura.
Por unos días desapareció el tono barriobajero y faltón de todos -unos más que otros- en
un cruce de acusaciones para dirimir quien tiene más ladrones en su partido o quien
embarra más el terreno. En algún caso las mentiras y exabruptos constataban que habían
llegado a un estado de enajenación mental o a un cinismo obsceno.
La expresión que salía de la boca de todos es “Y tú más” para restregarse los casos de
comportamientos indecentes que abundan en todos los partidos, una práctica que, lejos
de contribuir a un debate constructivo, socava la confianza en las instituciones y en la
propia democracia.
Porque en lugar de discutir propuestas, políticas y proyectos de futuro, optan por
denigrar al adversario utilizando ataques personales hasta la descalificación y la injuria,
una estrategia que no solo desvía la atención de los asuntos importantes que afectan a la
sociedad, sino que también cierra toda posibilidad de diálogo y colaboración para la
gobernanza del país y abre una profunda fractura política y social.
Deberían saber que con estas formas groseras que rezuman odio y desprecio al contrario
ni recuperan la credibilidad, ni erradican la corrupción, tan solo consiguen espantar a los
ciudadanos que sienten asco y una desafección hacia la política que crece en la misma
proporción que el “duelo a garrotazos” entre todos, que reencarnan lo peor de la
política.
Es más que probable que estos políticos no sean conscientes del “estado de bienestar
mental” que vivimos y experimentamos los ciudadanos estos días de Semana Santa en
los que ellos estuvieron callados. Por eso presiento que, concluida esta tregua, volverá
la “fangoesfera”, seguirán espetados en el barro del cruce de acusaciones, del insulto y
del “y tú más” ofreciendo un espectáculo que convierte la política, en palabras de Valle
Inclán, en un “pestífero lamedal” donde ellos retozan arrojándose sus bajezas y
miserias.
No acierto a saber qué pecado cometimos los ciudadanos para tener que soportar esto.
Es posible que todo forme parte de una forma de desviar la atención de sus propias
miserias e incompetencias para no ocuparse de los asuntos que preocupan a los
ciudadanos, pero lo cierto es que están profanando el Congreso y el Senado, prostituyen
la democracia y polarizan a la sociedad.
España es un país grandioso y legalmente unido, pero ellos han conseguido que ahora
esté socialmente dividido y enfrentado. No se puede ser más irresponsable.

Outros artigos

“Enfermedades terminales”. José Manuel Pena

Estos últimos días las visitas al hospital fueron frecuentes para acompañara un buen amigo que se encuentra viviendo unos difíciles momentos por sudelicado estado de salud. Esta circunstancia me abrió un poco más los ojos ala realidad del sufrimiento, el dolor, el...

+

“Mellor é falar”. Luís Celeiro

Moitos dos lectores lembran como era aquelo de chamar por teléfono aos parentes deMadrid ou de Barcelona, ao noivo de Lleida ou de Cádiz, ao veciño emigrante en Suíza ou encalquera lugar industrial de Alemaña. Moitos aínda se acordan hoxe daquel teléfonoparroquial que...

+

Publicidade

Revista en papel

Opinión

“Amenazas sobre Galicia”. José Castro López

“Amenazas sobre Galicia”. José Castro López

Escuché con atención  el discurso del candidato Rueda que será investido presidente con el apoyo de su partido para gobernar sin sobresaltos políticos. Pero tendrá sobresaltos económicos porque sobre Galicia se ciernen amenazas que tienen su expresión más cruel...