“Las lenguas en Congreso”. José Castro López

07 Setembro 2023

El escritor Javier Cercas celebra la decisión de la presidenta Armengol de que las lenguas minoritarias se hablen en el Congreso (El País Semanal, 20.08), “un paso en la inevitable transformación de España” y hace una defensa cerrada “a favor del catalán en el Congreso (y en todas partes)”.
Cercas equipara el nacionalismo catalán, que quiere imponer una Cataluña monolingüe, con el nacionalismo español que se resiste a que se hablen las lenguas minoritarias y pone en el mismo plano una supuesta resistencia de la derecha española a asumir el plurilingüismo y el apartheid lingüístico que impuso el independentismo en Cataluña.
Sensu contrario, el también escritor, profesor y analista político, José Ignacio Torreblanca, sostiene (El Mundo, 21.08) que “el Congreso de los Diputados debe ser el lugar donde los españoles se hablen a sí mismos y se entiendan como una nación política en la lengua que nos es común y oficial en todo el territorio”. Incorporar las lenguas cooficiales, dice, “es entender el Congreso como el lugar donde te hablas a ti mismo, vacías la Constitución y buscas legitimar la separación.”
Estas opiniones de dos buenas cabezas se unen a otros debates sobre la decisión de la presidenta Armengol admitiendo el plurilingüismo en el Congreso, decisión precipitada porque incorporar el gallego, catalán y euskera a los plenos, comisiones y debates entraña problemas técnico, jurídicos y presupuestarios.
Dicen que el uso de las lenguas en el Congreso refleja mejor la España real que es plurilingüe. Es posible. Pero el plurilingüismo en la Cámara Baja, más que a una necesidad sentida por los ciudadanos, responde a una exigencia y concesión a los socios catalanes del Gobierno.
Esta deriva idiomática convierte a España en el único país del mundo que brinda el espectáculo insólito de un diputado gallego, catalán o vasco debatiendo con un colega de León, Aragón o Burgos mientras hablan desde la tribuna o desde sus escaños, “traducción simultánea mediante”. Concluida la sesión se van a la cafetería a tomar unas cañas hablando en castellano. Eso sí, llenos de satisfacción.
¿Alguien cree que un Congreso plurilingüe contribuye al arraigo de las lenguas vernáculas, a mejorar el modelo territorial o el bienestar de los ciudadanos, que se entienden hablando en la lengua común? “El alcance efectivo del uso de los idiomas cooficiales será escaso… Todo se reducirá al simbolismo del micro”, dice la filóloga y catedrática Lola Pons Rodríguez.
En este caso, los intereses que defiende el Gobierno son los de partidos minoritarios y más vociferantes y en nombre de la democracia, toma decisiones que la razón no comprende para favorecer a los nacionalistas, siempre díscolos.

Outros artigos

Domingo, véspera de San Xoán con sol e calor chegando ós 30 graos

Influencia anticiclónica sobre Galicia durante o domingo. Teremos ceos despexados na metade sur e con intervalos de nubes baixas na metade norte, máis compactas no litoral. Posibilidade de bancos de néboa matinais en zonas de interior. As temperaturas experimentarán...

+

Publicidade

Revista en papel

Opinión

“La Confianza” – José Antonio Constenla

“La Confianza” – José Antonio Constenla

En la actualidad atravesando una crisis de confianza, con mil explicaciones, pero ninguna sencilla ni clara, que dificulta la comprensión del mundo en el que vivimos. Un efecto de estos es que los discursos no sintonizan con la realidad en la que estamos inmersos....