“Diplomacia del disparate”. José Antonio Constenla

28 Maio 2024


Hemos tenido presidentes como González y Aznar que han pisado fuerte en el
terreno internacional, y otros que han sido mucho menos relevantes. Pero en
todos los casos, siempre hemos contado con ministros expertos en política
internacional, que se rodeaban a su vez de profesionales solventes, sin tener
en cuenta su ideología, para defender con solidez los argumentos patrios en
los foros y circunstancias más difíciles.
Pero en la actualidad sufrimos un importante deterioro de la política exterior,
debido a que se ha priorizado, en demasiadas ocasiones, la agenda del
Gobierno frente a los intereses reales de la nación y de los españoles, por lo
que la capacidad ejecutiva de nuestra diplomacia se ha visto muy
comprometida y debilitada. Así, a pesar de nuestro rango de semi-gran
potencia, de nuestra economía y población, incluso de nuestra antigüedad en la
U.E., el peso del país en política internacional sigue siendo, escaso y
proporcionalmente desequilibrado.
¿Pero, por qué sucede esto? Churchill decía que los españoles lo solucionan
todo “con un cafecito”. Desde entonces, el sistema no parece haber mejorado
demasiado, y no por falta de calidad de nuestros diplomáticos, sobradamente
preparados para representarnos más que dignamente. Sino, en buena medida,
por la falta de dirección y proyecto diplomático claro.
El ministro de Exteriores, José Manuel Albares, “el Napoleonchu del Gobierno”,
en acertado calificativo del periodista Ramón Pérez-Maura, es como un
pequeño satélite que orbita alrededor de Pedro Sánchez, del que se le ha
pegado todo menos la altura: la subordinación de cualquier principio ético al
poder y su personalidad narcisista e iracunda. Ha creado un conflicto
innecesario con Argentina. Apoya sin fisuras al jefe, cuando este dinamita el
equilibrio diplomático de España en el Magreb, provocando crisis sucesivas con
Marruecos, por el vodevil con el líder del Polisario traído de tapadillo para
tratarse de Covid; así como con Argelia, por cambiar nuestra posición sobre el
Sáhara Occidental en favor de Marruecos.
Hizo lo propio cuando Sánchez anunció que reconocería al Estado Palestino, o
cuando acusa a Israel de violar el derecho humanitario, a pesar de que este
país ha sufrido uno de los peores pogromos del siglo XX. Olvidando a su vez
que la responsabilidad de convertir a la población gazatí en un escudo humano
es del grupo terrorista Hamás.
España tardará mucho tiempo en recuperar su prestigio internacional, pero
poco importa cuando de lo que se trata es de dar mensajes radicales para
arrebatar votos a Sumar y tapar otros escándalos.
Si Sánchez es el último responsable, su brazo ejecutor, el ministro Albares,
está haciendo un papelón. Con su diplomacia disparatada y sectaria, no parece
ser el más adecuado para conducir nuestras relaciones internacionales. Un
país sin estadistas necesita al menos, ministros del Gobierno que lo parezcan,
sobre todo en política exterior.

La diplomacia no es ningún juego de niños. Ciertamente un Gobierno, con
visión de estado, debe tener la capacidad de diseñar la política exterior que
considere más conveniente en la defensa de los intereses de todos, no los
exclusivos de sus siglas políticas. Pero ya lo dijo Marco Aurelio: “No lo hagas si
no conviene, no lo digas si no es verdad”.

Outros artigos

“Eurocopa”. Xulio Xiz

Noto o peso dos anos, máis ca fisicamente nas continuas referencias a tempos idos. E non porque xeneralice a bondade do pasado, que moito habería que matizar, senón porque o paso do tempo me vai permitindo comparar situacións que me parecen aberrantes. O deporte –...

+

“Paz profesional”. Alberto Barciela

En los primeros días de la Guerra Civil española, contemplando una parada militar en la rúa del Villar de Santiago, preguntaba un paisano a otro: “a ti que che parece todo isto?” El otro le contestó, “por un lado ti xa ves e polo outro, que queres que che diga?” A lo...

+

“10 años del reinado de Felipe VI” – Manuel Domínguez

Se cumplen diez años del reinado de Felipe VI, el paso de los diez años se nota en su rostro, se nota en que las niñas crecieron, la heredera al tono, ya esta pasando por las fuerzas armadas, mas tarde complementara con otros estudios. La cosa, es la pregunta obvia,...

+

Publicidade

Revista en papel

Opinión

“La profesionalidad del Gobernador”. José Castro López

“La profesionalidad del Gobernador”. José Castro López

El Gobernador del Banco de España finalizó el mandato y Pablo Hernández de Cos sedespidió con la elegancia de un caballero y con la profesionalidad del eminenteeconomista después de seis años al frente de una institución clave para la economía y elsistema financiero...