“Mentiras piadosas e indecentes”. José Castro López

25 Maio 2023


Desde que el presidente Sánchez tomó las riendas de la campaña ocupa la pole position en el ranking de promesas electorales. A cada mitin lleva su bombo de lotería con viviendas, bonos de viaje a los jóvenes, cine rebajado para los mayores, avales del Tesoro, créditos ICO y un sinfín más de subvenciones para convertir a España en el país
de Jauja. Cálculos elementales estiman que el montante económico de sus promesas supera los 13.000 millones de euros.
El problema del presidente es que ha perdido la credibilidad porque demostró reiteradamente que miente e incumple o hace lo contrario de lo que promete. Por eso, algunos humoristas toman a cachondeo esa tómbola presidencial. Como Perídis que en una viñeta reciente dibujó al líder del PP frente a él diciendole: “¡no te pases Pedro!

¡Deja algo para las generales”!.
Claro que el presidente sabe que fue el alcalde Tierno quien dijo que las promesas hechas en campaña están para no ser cumplidas y las suyas se están diluyendo. Soncomo mentiras piadosas que forman parte del perfil de los políticos en campaña que la mayoría de los ciudadanos no creen. No solo las promesas del presidente, también las de muchos candidatos a las alcaldías que prometen ahora lo que tenían que haber hecho en la legislatura que acaba.
Son más graves las mentiras indecentes. Como la del mismo presidente que acusó al PP en sede parlamentaria de “hacer lo imposible para impedir el fin de ETA” y capitalizó para el Partido Socialista el final de la banda terrorista “derrotada con ayuda de Bildu y a pesar del Partido Popular”.
Acusar a este partido, que tiene tantos muertos en el recuerdo, de que quería que ETA siguiera matando es de una bajeza moral inconmensurable, inconcebible en el presidente del Gobierno que sabe que en la derrota de los terroristas hubo muchos actores, entre ellos la eficacia de Policía y de la Guardia Civil, los jueces, los partidos constitucionalistas, como el PP y PSOE, y toda la sociedad. ETA anunció el fin de la actividad armada gobernando Zapatero y su disolución gobernando Rajoy.
El presidente distorsiona conscientemente la historia inventando unos “hechos alternativos” y es víctima del mismo síndrome que con el procés cuando se apropió del relato del independentismo para echar la culpa a Rajoy de la sedición de 2017 y sostener que la “pacificación” de Cataluña fue posible gracias a Esquerra y a pesar del PP.
Estas falsedades demostrables hechas por un político de tanta responsabilidad, indican que el presidente ha involucionado como socialdemócrata. Debe pensar que lo que es útil para el Gobierno y para él está libre de ajustarse a la verdad de los hechos y exento de responder a criterios éticos y morales.

Outros artigos

“Enfermedades terminales”. José Manuel Pena

Estos últimos días las visitas al hospital fueron frecuentes para acompañara un buen amigo que se encuentra viviendo unos difíciles momentos por sudelicado estado de salud. Esta circunstancia me abrió un poco más los ojos ala realidad del sufrimiento, el dolor, el...

+

“Mellor é falar”. Luís Celeiro

Moitos dos lectores lembran como era aquelo de chamar por teléfono aos parentes deMadrid ou de Barcelona, ao noivo de Lleida ou de Cádiz, ao veciño emigrante en Suíza ou encalquera lugar industrial de Alemaña. Moitos aínda se acordan hoxe daquel teléfonoparroquial que...

+

“Amenazas sobre Galicia”. José Castro López

Escuché con atención  el discurso del candidato Rueda que será investido presidente con el apoyo de su partido para gobernar sin sobresaltos políticos. Pero tendrá sobresaltos económicos porque sobre Galicia se ciernen amenazas que tienen su expresión más cruel...

+

Publicidade

Revista en papel

Opinión