“Capitalista despiadado”, José Castro López

31 Xaneiro 2023

La Encuesta de Población Activa (EPA) chafó la marcha triunfal del empleo en el último trimestre. Pese a este frenazo, la economía gallega registró 1.104.500 ocupados el año pasado, en el conjunto de España se crearon 278.900 nuevos empleos y la cifra de ocupados está muy cercana a los 20.5 millones.
Pero el objetivo de este comentario no es analizar la EPA, sino utilizar sus datos, que son mejorables, para señalar que los empleos no caen del cielo, fueron creados por empresarios que sostienen a millones de familias y los beneficios que obtienen revierten a la sociedad en forma de impuestos. Así generan riqueza para la propia sociedad.
Por esto y por más razones, quién ataca a los empresarios, grandes o pequeños, o lo hace por desconocimiento -la ignorancia es muy atrevida- o por mala fe. Decidan ustedes en qué casilla sitúan a la ministra Belarra que acaba de arremeter contra Carrefour y Mercadona “que se están haciendo de oro”. Al presidente de esta empresa le llamó “capitalista despiadado” y apostilló que “Es indecente que el señor Roig se esté llenando los bolsillos a costa de la crisis económica derivada de la guerra de Ucrania”.
No es la primera vez que el presidente de Mercadona es el blanco de las iras de esta señora -tiene más perfil de activista política que de ministra- y de su partido que siguen defendiendo la “intervención pública de la distribución para topar los precios de los alimentos”. Quieren supermercados nacionalizados, modelo Cuba o Venezuela donde escasean el azúcar y el petróleo, sus productos nacionales.
Sus lagunas son enormes y desconoce las cuentas de resultados de las empresas de distribución. El economista Juan Ramón Rallo afirma que Carrefour bajó las ventas en el primer semestre del año pasado con respecto al anterior y gana 0,6 céntimos (no 6 céntimos, 06) por cada euro vendido.
Mercadona aún no presentó resultados, pero debe facturar con esos márgenes y por lo que hizo en años anteriores se sabe que sus beneficios revierten a la sociedad manteniendo a proveedores, puestos de trabajo con salarios decentes -este año subirán lo mismo que el IPC-, pagando impuestos y recuperando patrimonio y promocionando la cultura y la educación.
Estas son sus credenciales. “Los empresarios somos los que generamos riqueza y bienestar. Si después a los que les toca gestionar lo saben hacer, hay riqueza para todos; sino, hay enfrentamiento”, fue la respuesta de Roig a la señora Belarra, que le acusa sin fundamento, con mentiras e insultos. Le sobra demagogia y le falta sensatez para valorar a los empresarios y capacidad para gestionar la riqueza que crean. Seguramente Juan Roig no la contrataría como cajera, pero llegó a ministra. Así es la vida.

Outros artigos

“Cariño: un pequeno gran punto negro contaminante”

Non se sabe con exactitude o grao de contaminación que pode provocar en Galicia unha empresa que, como Altri (en Palas de Rei, Lugo), vai utilizar o eucalipto como materia prima a partir da que extraer fibras téxtiles; máis é evidente que existe medo ao que a...

+

“Tiempos verbales”. Alberto Barciela

No sé en que justo momento, si es que lo hubo alguna vez, perdimos el rumbo político y el social. No identifico en qué instante se distrajeron las referencias de los valores esenciales para la convivencia, para el entendimiento, para la discusión constructiva y la...

+

“Ciudades más habitables”. José Antonio Constenla

Ciudades más habitablesEn plena resaca de las elecciones europeas, tal vez viene bien paradesengrasar, hablar de cómo haremos que nuestras ciudades sean máshabitables, algo sobre lo que la Unión Europea va a tener mucho que decir,sobre todo en un momento de transición...

+

Publicidade

Revista en papel

Opinión

“Para vivir ben, Galicia!”. Luís Celeiro

“Para vivir ben, Galicia!”. Luís Celeiro

A morte, se pensas nela, se recordas ao amigo no cadaleito camiño cara ao máis alá ou seves ao teu pai deitado caladamente nun féretro de madeira nobre, diante dunha multitudede xente chorando, a morte -dicimos- fai estremecer a alma dos vivos, fai que se apague aluz...