“Diferentes realidades”. José Manuel Pena

Escuchar, ver o leer a algunos tertulianos o analistas políticos
comentar sobre la situación actual de las realidades autonómicas o
nacionales causan mucha sorpresa y en ocasiones indignación.
Los peculiares puntos de vista de cada periodista o tertuliano
difieren mucho unos de otros y la mayoría se aferran a sus propias
ideologías o simpatías políticas, largando frases lapidarias,
difamaciones, odios e insultos sobre los diferentes gobiernos
autonómicos o nacionales para mantenerse fieles a sus bancadas
de simpatizantes o simplemente para agradecer a quienes les
pagan el sueldo o les surte de suculentas comisiones, subvenciones o gratificaciones extraordinarias.
Diferentes realidades podemos observar diariamente en los diferentes medios de comunicación, dependiendo de su orientación política. Para algunos el lema es “cuanto peor mejor”, otros se creen poseedores de la verdad absoluta y utilizan un “lenguaje guerra civilista”. Y otros muestran su radicalidad en la necesidad de “cambios necesarios” en todos los órdenes de la vida política.
La mayoría de los medios no muestran su objetividad y además hacen gala de ello. Hablan al dictado de los jefes de prensa de los líderes políticos o las organizaciones políticas a los que rinden pleitesía pero en ningún caso son capaces, ni tampoco lo desean, de mostrar la realidad de la crisis social y económica
que estamos a vivir en la mayoría de las Comunidades Autónomas de España, desde hace décadas.