“Los Goya y Galicia, encaje de camelias”. Alberto Barciela

Bien por Galicia, por sus reconocimientos en los Premios Goya. Bien por sus sectores teatral, audiovisual, animación, comunicacional, formativo, etc.

Enhorabuena a una industria cultural en la que hemos trabajado con acierto durante décadas, creando escuelas ligadas a la TVG, al teatro, a la música, etc., fomentando el crecimiento sensato y ordenado en torno a la colaboración de empresas privadas y públicas, un entendimiento no siempre fácil ni suficientemente dotado, pero ejemplar al fin, digno de ser imitado.

Tras años de esfuerzo de muchos, hoy recogemos los frutos, pero sobre todo sabemos que muchos profesionales gallegos o no pueden desarrollar su vocación y ganarse la vida con dignidad.

Miles de obras de teatro, series como Pratos Combinados o Mareas Vivas, películas como Los Lunes al Sol o Mar Adentro, FILMAX y sus empresas de dibujos animados, discos… son referencias pioneras, exactas, de un buen hacer que viene de lejos y que es presente admirado y admirable. Tanto como la gran Luz Casal, con su voz, casi encaje de camelia, como un día le dije. Un espejo de superación, que en este caso nos ha iluminado cantando un poema inmemorial de Rosalía de Castro, un himno en versión del gran Carlos Núñez, Negra Sombra.

Bien por los guionistas, los naquilladores, los directores de imagen, los dibujantes, los iluminadores, los compositores, los decoradores, los actores, los productores y los medios públicos, como la TVG y los privados, etc. Sin exclusión han sido imprescindibles en un trayecto jalonado de éxitos.

Enhorabuena a todos. Juntos somos mejores Quizás, y sin falsa humildad, los gallegos somos los que más reconocimientos merecemos como pueblo y cultura, por venir de lo pequeño y humilde. En este camino de estrellas por el que transitamos hoy somos un poco más grandes.

Mil primaveras más para Galicia.