“España no va como un cohete”. José Castro López

23 Maio 2024

La Comisión Europea eleva al 2,1 por cien el crecimiento del Producto Interior Bruto
(PIB) en 2024, cuatro décimas por encima de pronósticos anteriores, prevé que España
cumplirá el objetivo del 3 por cien del déficit que exigen las reglas fiscales, espera que
continúe la reducción de la inflación y “confía” en que siga disminuyendo el
desempleo.
Estas predicciones sitúan el crecimiento del PIB en cabeza entre las principales
economías de la UE y al presidente Sánchez le faltó tiempo para sentenciar que “la
economía española va como un cohete” y corrobora el acierto de las políticas
económicas del Gobierno.
La expresión ingeniosa del presidente, que tiene la habilidad de tomar solo los datos
favorables, no refleja la realidad. Otras cifras llevan a concluir que, más allá de la
evolución positiva del PIB y de otras magnitudes, la economía española tiene muchas
debilidades, algunas estructurales. Ahí van algunos ejemplos.
El PIB per cápita está en el puesto 20 de 26 países de la UE y la convergencia con
Europa pierde posiciones; la productividad, que garantiza un crecimiento sostenido, ha
disminuido un 7%, y se aleja de los estándares de productividad de la UE, y la
producción industrial volvió a caer en marzo. La Deuda Pública subió en el primer
trimestre de este año al 109% del PIB, marca el record en 2.613 billones y se aleja del
objetivo del Gobierno de reducirla en 2024 y 2025; el Sistema de Pensiones está en
situación crítica, se sostiene por las continuas transferencias del Tesoro.
La tasa de paro efectivo está en el 12% -el real supera esa cifra-, es el más elevado de la
UE, duplica su media. España también encabeza las cifras de paro juvenil y hablando de
los jóvenes, son un 25% más pobres que hace cuatro años, y solo el 26% puede
emanciparse antes de los 30, no pueden comprar una vivienda y el alquiler es ahora
prohibitivo para ellos. En 2022, último dato conocido, emigraron 140.000 en busca de
oportunidades que aquí se les niegan.
El bienestar de millones de ciudadanos es decreciente, la pobreza se instaló en cientos
de miles de familias, algunas aliviadas con el Ingreso Mínimo Vital que solo llega a
529.000 hogares, lo que indica que hay muchas necesidades.
España también encabeza el mayor gasto público de la historia y la mayor subida de
impuestos, recaudación que no sirvió para cambiar el modelo económico que se sustenta
en el turismo, en los fondos europeos, la deuda y otros factores que hacen más
vulnerable la economía.
Por estas y más debilidades, España no va como un cohete, no es oro todo lo que reluce
con el crecimiento del PIB (en seis países de la zona euro crece más que en España). De
modo que moderen la euforia y eviten el autoelogio. Si salen a la calle encontrarán otra
realidad y detectarán mucho malestar social, hasta ahora contenido. Afortunadamente.

Outros artigos

“Cariño: un pequeno gran punto negro contaminante”

Non se sabe con exactitude o grao de contaminación que pode provocar en Galicia unha empresa que, como Altri (en Palas de Rei, Lugo), vai utilizar o eucalipto como materia prima a partir da que extraer fibras téxtiles; máis é evidente que existe medo ao que a...

+

“Tiempos verbales”. Alberto Barciela

No sé en que justo momento, si es que lo hubo alguna vez, perdimos el rumbo político y el social. No identifico en qué instante se distrajeron las referencias de los valores esenciales para la convivencia, para el entendimiento, para la discusión constructiva y la...

+

“Ciudades más habitables”. José Antonio Constenla

Ciudades más habitablesEn plena resaca de las elecciones europeas, tal vez viene bien paradesengrasar, hablar de cómo haremos que nuestras ciudades sean máshabitables, algo sobre lo que la Unión Europea va a tener mucho que decir,sobre todo en un momento de transición...

+

Publicidade

Revista en papel

Opinión

“Para vivir ben, Galicia!”. Luís Celeiro

“Para vivir ben, Galicia!”. Luís Celeiro

A morte, se pensas nela, se recordas ao amigo no cadaleito camiño cara ao máis alá ou seves ao teu pai deitado caladamente nun féretro de madeira nobre, diante dunha multitudede xente chorando, a morte -dicimos- fai estremecer a alma dos vivos, fai que se apague aluz...