“El Castellano en Cataluña”. José Castro

30 Maio 2022

EL Gobierno aprobó en marzo el PERTE Nueva economía de la lengua dotado con 1.100 millones, de los cuales 475 irán destinados al conocimiento del español y a potenciar su aprendizaje por el mundo. “La lengua –dijo la vicepresidenta Calviño– es uno de los factores fundamentales para el desarrollo tecnológico y empresarial. Tenemos que aprovechar el valor económico, cultural y social de nuestro principal activo inmaterial y conseguir una Inteligencia Artificial que piense y nos entienda en nuestra lengua”.

Mientras el Gobierno promociona la lengua oficial del Estado, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dio un ultimátum a la Generalitat para que cumpla con la sentencia que le obliga a impartir el 25% de las clases en castellano en todos los centros educativos. Pero el Govern, experto en desobedecer a los tribunales españoles, burla el cumplimiento del mandato judicial y pacta una ley que consagra el catalán como lengua vehicular sin incluir porcentaje alguno para el castellano, que queda como “lengua curricular”, como cualquier otro idioma.

Para los ciudadanos que piensan, que son multitud, es imposible entender la manía persecutoria que los gobernantes de Cataluña –también de Valencia y Baleares– ejercen sobre la lengua castellana, la segunda más hablada del mundo. Ese ensañamiento con el idioma común entraña más gravedad porque están privando a los escolares del derecho a conocer el castellano que necesitarán mañana en cuanto crucen los Pirineos o el Atlántico.

El poder autonómico, dice el escritor Juan Claudio de Ramón, “libra una larga campaña para que los catalanes dejen de vivir el bilingüismo heredado como un activo de gran valor en sus vidas y basculen hacia una comunidad monolingüe, hacia el férreo monocultivo identitario”. Para el profesor Nuccio Ordine “Cataluña no debe crear fronteras con España. Apreciar la propia lengua debe llevar a apreciar otras lenguas, sin crear rencores ni conflictos de identidad”.

El TSJC instó a la Alta Inspección Educativa del Estado a verificar que la sentencia judicial se cumple pero, para no molestar a los independentistas catalanes, esa entidad fue neutralizada por el Gobierno, que también pidió al alto tribunal a través de la Abogacía del Estado que no pusiera en marcha la ejecución de la sentencia que establece un mínimo del 25% de castellano en el sistema educativo.

Parece una contradicción que el Gobierno destine tanto dinero a potenciar el conocimiento del castellano dentro y fuera de España mientras hace dejación de funciones en Cataluña consintiendo que se atropelle el derecho de los escolares a recibir enseñanza en la lengua oficial del Estado. Juzguen ustedes.

Outros artigos

“Un 28 de febreiro orfo para don Álvaro Cunqueiro”. Antón Luaces

O mércores, 28 de febreiro, van cumprirse 43 anos do pasamento en Vigo do xornalista, escritor e poeta Álvaro Patricio Cunqueiro Mora, un dos máis grandes autores da literatura galega e española do século pasado. Os seus restos fican no vello cimeterio mindoniense...

+

No son los ojos, son las miradas”. Manuel Dominguez

Pensamos, pensé, en la belleza de los ojos, hasta que un día cerca de casa, una pared me decía, ¡No, no son los ojos, son las miradas! Pensando en ello, cuánta razón, no son los ojos son las miradas, podemos ver en la película Los puentes de Madison, interpretada por...

+

“Celebrando a Rosalía de Castro”. Antía Pereira

“Celebrando a Rosalía e o seu día celebramos o que nos une, o que nos representa e o que nos move. Poucas figuras concitan ó seu redor a unanimidade que convoca Rosalía. E iso en boa medida porque ela soubo tocar as cordas, unha a unha, aínda que fose de distinto...

+

Publicidade

Revista en papel

Opinión

“Reto astrolabio”. Alberto Barciela

“Reto astrolabio”. Alberto Barciela

El mar merece respeto, aun así reclama y admite audacias, quizás motivadas por el horizonte casi infinito. El ser humano, en la búsqueda de sí mismo, de completar inquietudes y afanes, de responder a su curiosidad, acepta con gusto el reto de los nuevos rumbos,...