“Personalidad y personalidad amputada”. Manuel Dominguez III


Desde la primera infancia estamos formando nuestra personalidad, ella está formada por factores genéticos, ambientales, valores y creencias, experiencias afectivas, vinculo de apego, y socialización.Se forma en nuestros juegos, en la imitación, referencias, en la juventud ya tenemos asentada nuestra personalidad.Pero a veces hay caso, que esta queda interrumpida, no tenemos asentada bien nuestra personalidad, hay huecos o grandes huecos que tienen que ser llenados, así imitamos al futbolista que no somos tatuando nuestro cuerpo, para imitar a lo máximo ser él, otras veces dejamos el pelo largo imitando a los Beatles, o dejamos coleta y o moño para imitar al joven político que cubre los huecos que tenemos.Otras veces una camisa con la cara del Che, aquella foto inigualable de Korda, cuando realmente ignoramos, desconocemos la realidad del personaje.Obesos policías de pueblo, se dejan un corte de pelo militar, para con su uniforme ser aquello que cierto día no quisieron ser, pero la imagen es la imagen.

El problema grave aquí no es la imitación, lo grave es cuando nos creemos a pies juntillas, cuando intentamos vivir el personaje, entonces viene la cruda realidad y nos desmonta el sueño, nos revelamos pues si nos quitan aquello que creemos ser, que nos queda, somos un cadáver hueco, vacío sin ente, sin vida, dejamos de ser lo poco que éramos.Nos quitan nuestros sueños, nos roban la personalidad que teníamos alquilada.

Es aquí donde el trabajo de un buen psicólogo o psiquiatra, quitaría el polvo de la paja.Enrique Rojas: Desfase entre la edad cronológica y la edad mental, Desconocimiento de uno mismo, Inestabilidad emocional, Poca o nula responsabilidad, Mala o nula percepción de la realidad, Ausencia de un proyecto de vida Falta de madurez afectiva, Falta de madurez intelectual, Poca educación de la voluntad.La gravedad es que personas ya con medio siglo de existencia todavía no tengan formada la personalidad, se mecen como juncos en el viento, es triste, dolorosamente doloroso, casi ancianos víctima del viento de los tiempos.

Hace años en una entrevista me preguntaron, ¿Qué quieres ser de mayor? A lo que respondí Manuel Domínguez, que no es poca cosa.FOTO- mejor que maldecir la oscuridad, es encender una vela